CEEH Centro de Estudios Europa Hispánica

Valentín Carderera (1796-1880). Dibujante, coleccionista y viajero romántico

Sedes

Madrid, Biblioteca Nacional de España, 27/9/2019 - 12/1/2020

Comisarios

José María Lanzarote Guiral

Entidades organizadoras

Biblioteca Nacional de España y CEEH

Valentín Carderera y Solano (Huesca, 1796 – Madrid, 1880), pintor, coleccionista, bibliófilo y viajero, se revela en esta exposición como una figura polifacética, pues destacó también como divulgador y como estudioso del arte hispánico. Participó en los principales círculos e instituciones de su tiempo, y contribuyó con su obra a sentar las bases ideológicas del nuevo orden liberal a través del cultivo de las artes y la historia.

Los dibujos, y en particular los de tema monumental, constituyen un capítulo clave de su catálogo; en ellos aunó lo artístico y lo erudito, poniendo sus pinceles al servicio de su trabajo como estudioso para documentar y defender el patrimonio nacional. El retrato, que tuvo también mucho peso en su producción artística, tuvo una enorme relevancia en su quehacer erudito: Carderera emprendió el estudio de la iconografía de hombres y mujeres ilustres de la historia patria, y su Iconografía española llegó a convertirse en un verdadero panteón nacional de papel. A esta voluntad de recuperar y revindicar el pasado ha de ligarse su pasión por el coleccionismo y la bibliofilia, que le llevó a ser, por ejemplo, uno de los mayores propietarios de dibujos y grabados de Goya, además de experto en su obra.

Aunque se formó como artista en los preceptos del academicismo en Madrid y en Roma, Carderera fue uno de los introductores del gusto neogótico en España. Realizó numerosos viajes por la Península dibujando monumentos y tipos populares, fruto de un interés etnográfico por la indumentaria y las costumbres, consideradas entonces como esencia misma de lo español. El deseo de ahondar en las raíces de lo nacional marcó su proyecto artístico y erudito, al igual que el de sus amigos cercanos, Federico y Pedro de Madrazo o Pascual de Gayangos, así como el de Genaro Pérez Villaamil, en cuya España artística y monumental colaboró Carderera. A los viajes que realizó por la Península han de sumarse sus estancias en París y Londres, donde estableció una fructífera relación con Richard Ford, Owen Jones, Prosper Mérimée o Eugène Viollet-le-Duc, entre otros.

Con esta exposición, que cuenta con más de un centenar de piezas entre pinturas, dibujos, grabados, manuscritos, libros, mapas y objetos, se quiere rendir justo homenaje a un personaje que ha dejado una honda huella en la Biblioteca Nacional de España: cuando el Estado adquirió en 1867 la colección de dibujos y estampas formada por Carderera, la Sección de Bellas Artes de la Biblioteca se enriqueció con más de 45.000 obras, entre las que destacan grabados de Mantegna, Durero o Rembrandt y uno de los escasos dibujos atribuidos a Velázquez.

Ver catálogo
Ver noticias de la exposición